Instrucciones para colocar tu vinilo

¿No sabes cómo colocar nuestros vinilos? No te preocupes, es más fácil de lo que piensas. Además, pueden pegarse en diferentes tipos de suelos: sobre baldosas, tarima, madera o cualquier otra superficie lisa, así como en paredes y muebles. 

Recuerda que son de gran calidad y alta duración, por ello puedes colocarlos tanto en el interior como en el exterior, ya que se trata de un vinilo polimérico. ¡Ah! Y si algún día quieres cambiarlo o retirarlo, será tarea fácil y además, el suelo quedará intacto, sin residuos ni pegamentos.

A continuación te contamos paso a paso como colocar tu vinilo para suelo, paredes… y que quede perfecto. 

Materiales para pegar tu vinilo

  • Alcohol de limpieza
  • Trapo de micro fibra
  • Espátula o similar
  • Cinta de carrocero

Cuando tengas todos los materiales al lado, podrás empezar a colocar tu vinilo para el suelo, azulejos o superficies lisas. ¿Cómo hacerlo? Siga estos pasos.

1. Limpia la superficie

Este paso es muy importante, ya que gran parte del resultado de tu vinilo dependerá de cómo de limpia esté la superficie.

Limpia toda la superficie donde vaya colocado el vinilo, a ser posible con alcohol y un trapo de micro fibra para que no queden residuos.
Espera 10 minutos hasta que la superficie esté completamente seca. Transcurrido este tiempo, podrás seguir con el siguiente paso.

2. Plantea tu vinilo

Sin despegar el vinilo del papel encerado, coloca el vinilo sobre la superficie donde lo vayas a poner y, con cinta de carrocero, colócalo para ver  cómo va a quedar.

Si estás segura/o de que te gusta cómo queda, ¡ya puedes empezar a pegar el vinilo!

3. ¡Coloca el vinilo!

Llega el momento más importante. Fuera nervios. No tengas miedo si crees que lo puedes pegar mal, podrás despegarlo y volverlo a pegar. Se trata de un vinilo para suelos muy especial y resistente que podrás despegar durante los primeros minutos. Pasados unos minutos, se quedará fijo.

A diferencia de otros vinilos, nuestro vinilo para el suelo no necesita pegarlo con agua y jabón. Nuestros vinilos se componen de un adhesivo removible para que sea muy sencillo de colocar y no se formen burbujas.

Estos son los pasos que deberás seguir:

1. Sin quitar el vinilo (cogido con la cinta de carrocero) despega sólo el extremo por donde vayas a empezar a pegar tu vinilo para el suelo.

2. En segundo lugar, pega sólo la zona que has despegado, alineando con las esquinas o con la zona recta donde quieras pegar tu vinilo.

3. Ahora ya puedes quitar las cintas de carrocero, tu vinilo ya no se va a mover. Si necesitas quitarlo y volverlo a pegar, todavía estás a tiempo de hacerlo.

4. Acaba de pegar todo el vinilo, despegando poco a poco la película siliconada. Si en algún tramo te han quedado burbujas, sólo tendrás que pincharlas con una aguja, apretar con el dedo y desaparecerá.

¡Ya está! Ya puedes disfrutar de tu nuevo vinilo. Un toque diferente, moderno y personal para cualquier lugar que, además, lleva el sello de tu propia personalidad. Ahora, ¡anímate co

 

¿Quieres recibir todas nuestras promociones?Consigue un 5% de descuento en tu próxima compra

Si quieres estar al tanto de todas nuestras ofertas y promociones, ¡suscríbete!